Redes Sociales: Agentes de cambio en la industria

Una gran compañía de modas decide invertir en nuevas formas de comunicar su negocio, ¿qué hace? Decide no contratar a un fotógrafo profesional, sino a un adolescente para que sea el que tome las imágenes de su nueva campaña promocional. Resultado: un éxito entre sus clientes más jóvenes.

Esto no es una historia de una película juvenil para televisión, es algo que realmente sucedió en Gran Bretaña cuando Burberry, una marca muy famosa en tierras británicas, decidió contratar a Brooklyn Beckham, quien es hijo del futbolista inglés David Beckham y  fotógrafo aficionado, más por sus 6 millones de seguidores en su cuenta de Instagram que por sus habilidades con la cámara. Esto no es la única vez que ha sucedido, en el mundo varias empresas están aprovechando a los llamados “influencers” para llevar sus campañas directamente al consumidor.

Pero no sólo el hijo de una celebridad internacional ha logrado trascender gracias a su cuenta personal en la industria de la moda, varios bloggers, Youtubers o “tuiteros” se han convertido en líderes de opinión gracias a sus reseñas y publicaciones, que logran atraer a un público en su mayoría joven, creando una confianza que revistas o televisión muy pocas veces pueden alcanzar.

Las redes más exitosas en nuestra industria pueden ser Instagram, Pinterest e incluso Snapchat, aunque esta última no ha logrado despuntar en nuestra región de la manera en que lo ha hecho en Estados Unidos, Canadá o varios países europeos. Esto ha podido impulsar las ventas y penetración en el mercado de varias marcas, como la firma de calzado deportivo Vans, que gracias a un video que se convirtió en un fenómeno en Internet impulsó sus ventas, lo que hizo que el joven que subió el video ganara fama y una dotación de por vida del calzado.

Esto ha significado un cambio enorme en la estrategia de marketing de varias compañías, algunas de las cuáles, como la marca de cosméticos Smashbox, han decidido abandonar sus formatos tradicionales de promoción para volcarse de lleno al uso de redes e influencers. Si revisamos publicaciones de varios de estos “instagrammers”, snapchatters o “Youtubers”, estos pueden parecer muy espontáneos, sin embargo existe un equipo preparando con anterioridad la información que se va a dar, y aprovechando la respuesta que se puede generar para ser lo más efectivo posibles.

¿Esto podría dar buenos resultados en nuestro país? Ciertamente, pero depende de la estrategia que se quiera adoptar, y de perder el miedo ante la penetración de estos nuevos medios que llegaron para hacer una transformación en nuestra industria.

Fuente: Intermoda

(1)