Por qué Bella Hadid nunca se volvería rubia y más de sus secretos de belleza

Entrevistamos a la nueva cara de Dior Beauty, quien nos habló sobre la autoconfianza, cómo se siente ser la hija de en medio y las lecciones de belleza que más le importan.

Tu apariencia llama mucho la atención, ¿es difícil lidiar con eso?

Sí. La gente piensa que soy segura de mí misma, pero no lo era hasta hace poco y sigo trabajando en ello. Algunas mañanas me veo al espejo y me siento completamente insegura. Para mí, la confianza es un proceso. Es doloroso leer comentarios negativos en las redes sociales, pero estoy aprendiendo a no tomármelos de forma personal.

🕊

A post shared by Bella Hadid (@bellahadid) on

Mientras crecías, ¿qué lecciones de belleza te enseñaron tu mamá y tu hermana Gigi?

Mi mamá nos educó con lo básico: mantener la piel limpia, humectada y aplicar protector solar. En casa no nos centrábamos mucho en la belleza porque nos la pasábamos en el establo con los caballos o, en el caso de Gigi, jugando voleibol. Íbamos a cenar llenas de sudor, hacíamos la tarea e íbamos a la escuela al día siguiente.

muku & mama…Tiny new additions to the family😍

A post shared by Bella Hadid (@bellahadid) on

Leí que te consideras una hermana “intermediaria”, ¿por qué?

Porque soy la que hace las paces. Mi hermano es parecido a mi papá; mi hermana a mi mamá, y yo soy una mezcla de los dos. Gigi le grita a mi hermano; mi madre a mi padre. Yo siempre digo: “Chicos, ¿nos podemos querer unos a otros?”. Siempre estoy del lado de la familia. Soy Libra.

Gigi y tú sólo se llevan 18 meses de diferencia. ¿Siempre han tenido estilos totalmente distintos?

Invariablemente he sido la más arriesgada. Lo primero que la agencia de modelos IMG le dijo a mi hermana cuando se mudó a Nueva York fue “Te vistes muy parecido a las mujeres de Los Ángeles, usas vestidos con flores, t-shirts blancas y boyfriend jeans”. Cuando yo entré a la misma agencia, usaba pantalones de piel negros, una chamarra biker y pumps. Y luego está el asunto del pelo. La gente piensa que lo tiño para diferenciarme, pero no es verdad. Lo pinté más negro cuando tenía 13 años porque es más mi estilo. Toda mi vida he sentido que debí de haber nacido castaña. Ni siquiera me puedo imaginar siendo rubia.

¿Has pasado por una etapa incómoda?

¡Sí, antes era gordita! Yo era la niña que jugaba en la esquina del arenero comiendo nuggets, mientras que Gigi estaba marcada del abdomen; esto ocurrió cuando teníamos seis y siete años. Puedo enseñarte fotos. Ella siempre ha tenido ese cuerpo atlético que sigue conservando. También usé brackets en la preparatoria.

¿Cuándo te diste cuenta de que querías ser modelo?

Probablemente después de que me mudé a Nueva York para estudiar la universidad y firmé mi contrato con la agencia IMG. Hice muchas pruebas de fotos en pequeños estudios en Brooklyn, pero no fue hasta mi primera sesión real que me emocioné y me di cuenta de que quería hacer una carrera en esto. 

Información de Instyle.com

La entrada Por qué Bella Hadid nunca se volvería rubia y más de sus secretos de belleza aparece primero en instyle.mx.

Fuente: Belleza – instyle.mx

(6)