Caso Diana Quer: así reacciona el feminismo en las redes sociales (y demuestra que queda mucho por hacer)

Diana Quer Desaparecida

Este pasado fin de semana, se ha resuelto, en parte, uno de los casos que más páginas han acumulado en las secciones de sucesos de los informativos. El cuerpo sin vida de Diana Quer, la joven madrileña desaparecida en el verano de 2016 en Galicia, era hallado en un pozo, tras la confesión del detenido como principal sospechoso por su desaparición y asesinato, un vecino de Rianxo conocido como El Chicle. Desde ese momento, y aún con las pesquisas policiales en desarrollo, muchas voces se han alzado en las redes sociales.

Contra el machismo estructural que subyace tras este tipo de agresiones, contra el tratamiento en los medios de comunicación de la desaparición de Diana, contra los juicios paralelos a las víctimas e incluso contra el mensaje de condolencia del presidente del Gobierno. Demasiadas cuestiones contra las que protestar cuando una chica de dieciocho años es asesinada con un trasfondo sexual. Y muy difícil permanecer impasible ante los hechos.

El miedo a volver solas a casa

Muchas mujeres tenemos miedo cuando volvemos solas a casa por la noche. Es algo en lo que coincidimos casi todas, cuando lo comentamos o si ocurre un hecho de estas características que hace crecer ese miedo. Y lo peor es que no es un miedo irracional. Es miedo a que se repita lo que ya hemos visto demasiadas veces.

OPINIÓN | Diana Quer: ser mujer es una actividad de riesgo https://t.co/WHEvAB29mo Por @RequenaAguilar pic.twitter.com/IorMpP0cfc

— eldiario.es (@eldiarioes) 1 de enero de 2018

Yo también soy Diana Quer. También salgo. A veces, también me apetece arreglarme un poco más. Vestido o falda. Zapato o tacón. En coche o caminando. Volviendo sola o acompañada. La cuestión no soy yo, el problema es de quién no me deje llegar tranquila a casa.

— Irene (@irenesgracia) 31 de diciembre de 2017

Ninguna opción buena ante una agresión

Una de las cuestiones más planteadas en Twitter a lo largo del fin de semana ha sido la comparación entre el caso de Diana Quer y el de la supuesta víctima de la manada en la violación múltiple de los pasados sanfermines. ¿Por qué? Porque muchos indicios apuntan a que Diana Quer fue asesinada por resistirse a una agresión sexual. Y la víctima de Pamplona ha sido juzgada desde muchos ámbitos por no resistirse lo suficiente. ¿Cuál es, entonces, la opción correcta ante una agresión de este tipo?

El asesino de Diana Quer intentó violarla y como ella se resistió, la estranguló. Titular dirigido a los que se preguntan por qué la víctima de una violación se quedó paralizada y no intentó zafarse. Se llama MIEDO A QUE TE MATE.Por un 2018 sin estos titulares

— Mariola Cubells Paví (@mariolacubells) 1 de enero de 2018

A Diana Quer la intentaron violar. Se resistió y acabó estrangulada y lanzada a un pozo.
A la víctima de La Manada la violaron. No se resistió, dejó que acabara su calvario. Sigue viva. Y fue cuestionada. ¿Por qué no pusiste resistencia? ¿Disfrutaste?

Aquí tenéis la respuesta.

— Alejandro Centellas (@alexcalonso) 31 de diciembre de 2017

Con Diana Quer y La Manada hemos aprendido que si te resistes acabas asesinada en un pozo y si te dejas hacer por miedo acabas juzgada socialmente. No muy halagüeño que digamos.

— Diego de Schouwer (@dexamina) 31 de diciembre de 2017

A Diana Quer la han matado por resistirse a ser violada. A la chica de Pamplona le echan en cara que a lo mejor no se resistió bastante. Hacednos saber, por favor, cuál es la manera de evitar que te maten.

— AKA Crys⚡️ (@cryscrysania) 31 de diciembre de 2017

En el caso de Diana Quer parece que se resistió y el agresor la mató. Si no se hubiera resistido quizás ahora estaría viva, pero tendría que aguantar a una legión de imbéciles diciendo que fueron “relaciones consentidas”. #asco

— JM Mulet (@jmmulet) 31 de diciembre de 2017

El juicio a una víctima, sin importar si vive o no

Durante el juicio contra la manada, vimos cómo a la víctima se la juzgaba por llevar una supuesta «vida normal». A Diana, antes de que se conociera el fatal desenlace, se la ha juzgado durante casi año y medio. Por el largo del short que lucía la noche de su desaparición, por volver a casa sola, por su supuesto pasado conflictivo… Era una chica de dieciocho años que fue raptada, agredida y asesinada en una noche de fiestas en su pueblo de veraneo. Y había quien hablaba del largo de un pantalón.

No son nuestras faldas, nuestra ropa, no son las horas a las que volvemos a casa, no es con quién salimos ni cómo nos divertimos.
Es la violencia machista.
Y esa violencia se legitima cada vez que se señala y se culpa a las mujeres como se culpó a Diana Quer. #NiUnaMenos

— Clara Serra Sánchez (@Clara_Serra_) 31 de diciembre de 2017

A Diana Quer, descansa en paz. A la prensa que durante un año ha estado despedazando su cadáver, como aves carroñeras, culpabilizando a la madre, al padre, a la hermana y a ella misma; sois la peor basura del estercolero.

— PabloMM (@PabloMM) 1 de enero de 2018

Tras conocerse el asesinato de Diana Quer, rescato este escrito “Las otras desapariciones de Diana Quer” de @javiernegre10, la cosa más repugnante que se pueda leer. Este sinvergüenza es que el que va luego a la TV a llorar si le recriminan su periodismo basura pic.twitter.com/4DtCLCDICM

— AlOtroLadoDelMuro (@_ju1_) 1 de enero de 2018

De #DianaQuer se dijo que era problemática o que su madre llevaba una vida desordenada. No: era una mujer volviendo a casa a la que un agresor secuestró, intentó violar y asesinó. Decimos basta a las violencias machistas y a los relatos que nos culpabilizan. Ni una menos

— Irene Montero (@Irene_Montero_) 31 de diciembre de 2017

El despedazamiento de una familia

La familia de Diana es la gran víctima de lo que ha ocurrido. Por lo obvio, la pérdida de una hija, de una hermana, en una agresión que nunca debería haber ocurrido. Pero también por cómo se trataron durante un tiempo en los medios sus relaciones. Que una hija desaparezca en extrañas circunstancias es la excusa para que las miserias de una familia anónima se conviertan en tema de prime time. La difícil relación entre sus padres, los conflictos entre ellos y sus hijas… todo se utilizó como carroña para sembrar la duda sobre si no habría algo sospechoso en ellos.

Encontrado el cuerpo de Diana Quer, asesinada por una escoria humana que esperó se pudra en la cárcel ”. Lo que dudo que encuentren es la vergüenza de programas como el de Ana Rosa que han convertido un crimen en un show lamentable. Carroñeros. pic.twitter.com/PznsqPjCa8

— Javier Parra (@javier_parra) 31 de diciembre de 2017

Después de haber escuchado teorías como que #DianaQuer era problemática, la madre estaba loca y la familia era como la de los Rose, hoy sabemos que murió por ser una mujer joven que caminaba a casa y que un hombre violento y machista consideró un cuerpo para usar y matar.

— Raquel Ejerique (@raquelejerique) 31 de diciembre de 2017

La importancia del lenguaje

Uno de los tuits más criticados en las horas posteriores al hallazgo del cuerpo de Diana Quer fue el del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Y lo fue por el uso del lenguaje. Los avances del feminismo en los últimos años han hecho que prestemos más atención que nunca no solo a qué se dice, sino a cómo se dice. Las mujeres víctimas de violencia machista no «mueren», sino que son asesinadas; los «crímenes pasionales» son ya cosa del pasado… Y, tal como descubrió Rajoy en la tarde del domingo, Diana Quer «no se ha perdido» ni es «un hijo».

Diana Quer no se ha perdido y no es un hijo, @marianorajoy.
Desgraciadamente es otro caso de #Violenciamachista, una joven asesinada por resistirse a ser violada.
Un abrazo enorme a su familia. DEP Diana#NiUnaMas#NiUnaMenos pic.twitter.com/GZhIxLA3sA

— Pilar H. Lucas (@PilarHLuc) 1 de enero de 2018

El machismo estructural tras asesinatos sin sentido

Es difícil negar el machismo que subyace tras casos como el de Diana Quer. Algunas voces se han alzado en Twitter negando que el machismo tuviera algo que ver, y atribuyendo los hechos a un instinto asesino que podría estar presente de igual modo en hombres y en mujeres. Pero los expertos están señalando ya que sí, que lo que le han hecho a Diana es violencia machista y que existe un problema estructural de fondo. Y todos los ejemplos anteriores, desde los infames comentarios en Forocoches al juicio mediático sobre la ropa que llevaba aquella noche, pasando por los antecedentes del detenido por agresión sexual, son buenas muestras de que el machismo tiene mucho que ver con lo que ha ocurrido.

De ‘Diana Quer’ se han dicho cosas así en Forocoches. No son solo dos periodistas amarillistas, es un problema estructural muy enquistado… pic.twitter.com/8ehqhm96Fu

— Pepo Jiménez (@kurioso) 1 de enero de 2018

Hoy me entrevistaron en @sextaNoticias sobre la necesidad de reconocer asesinatos como el de Diana Quer como violencia machista.

Y dejar claro que no son hombres enfermos ni casos aislados.https://t.co/yXCVdytIhh pic.twitter.com/8c9PyNDBIH

— Ana I.Bernal-Triviño (@anaisbernal) 1 de enero de 2018

El asesinato de Diana Quer muestra otra vez el riesgo que sufren las mujeres solo por serlo. En casi el 100% de las agresiones sexuales los autores son hombres. En el 91% de asesinatos entre parejas las víctimas son mujeres. Toda prevención criminal decente debería entender esto.

— Joaquim Bosch Grau (@JoaquimBoschGra) 1 de enero de 2018

En Trendencias | No, la chica (presuntamente) violada por «la manada» no puede tener una vida normal. Ojalá le dejemos tenerla.

También te recomendamos

El vídeo más aterrador que hemos visto es el de este testimonio de una víctima de violación múltiple en sanfermines

La Manada son solo cinco hombres, pero en las redes sociales nos hemos encontrado muchos más que los apoyan

Ideas para que los niños puedan cocinar con microondas


La noticia

Caso Diana Quer: así reacciona el feminismo en las redes sociales (y demuestra que queda mucho por hacer)

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Abril Camino

.


Fuente: Trendencias

(4)